URBANISMO. JARDINERIA. VALORACIONES. TASACIONES. PERITACIONES

ARQUITECTURA. URBANISMO. JARDINERÍA. C. ENERGÉTICO, ITC. VALORACIONES. TASACIONES. PERITACIONES.

PLAZA MAYOR DE LA BAÑEZA


BREVE MEMORIA HISTORICA DEL LUGAR :
El entorno de la Plaza Mayor, como núcleo generador del antiguo casco urbano, supuso una encrucijada de caminos (el paso de la carretera nacional, marcada con el Km. 303 de distancia desde Madrid, marcada durante algún tiempo por una farola muy emblemática para la villa) y dio origen a la vida bañezana, asentándose en ella paulatinamente, tanto los edificios como las actividades más representativas de la ciudad. Probablemente no se construyó como un recinto civil celebrativo, sino como un lugar de mercado, de hecho, albergó el famoso mercado que servía de reclamo a gran cantidad de gentes de toda la comarca y sus alrededores.
El actual trazado de la Plaza Mayor conserva su iglesia de gran escala, Sta. María, sin estilo definido, pero amplia y majestuosa, domina la plaza. Además el edificio del Ayuntamiento de corte modernista. Los otros lados del recinto están configurados por edificios de viviendas corte modernista.

DESCRIPCIÓN BREVE DE LOS CRITERIOS DE ACTUACIÓN DE LA OBRA:
 
Se genera el proyecto en base al esquema de partida que constituyó el anteproyecto original objeto de un concurso de ideas.

La intervención intenta devolver a la Plaza Mayor la vocación de plaza, convirtiendola en un espacio de estancia pública. Para ello se crea una gran plataforma presidida por los edificios publicos más representativos que otra vez vuelcan hacia ella sus fachadas y soportales, acotándo y devolviendole sus dimensiones desde el compromiso con una proyectualidad contemporanea. Lo que permite al ciudadano “reconquistar” de nuevo el espacio y convertirlo en un lugar para presidir los acontecimientos señalados de la ciudad, como la Semana Santa, los Carnavales y las fiestas populares.
La pavimentación, cuya lectura obedece a un esquema global que en el anteproyecto original y en la fase ya ejecutada entra en la calle Astorga, abrazará por completo la plaza y tendrá una doble lectura en su malla geométrica: recoger dentro de una estructura la sobreposición histórica del espacio urbano irregular y orgánico y el juego con dos tipos de pavimentación, uno más ortogonal, organizado y regular, (con la iglesia como referencia) que se extenderá hacia la calle Astorga y la calle Manuel Diz, como si de una mancha se tratara, disolviendose en el otro pavimento más neutro, que llena los soportales y bordes tensionándolos y adaptándose a la trama urbana.
Con esta intervención se ha intentado singularizar los espacios con una cuidada selección de mobiliario urbano, sin el que no se entenderían estos, así como dotar de una iluminación singular y de cierto carácter amable en las zonas de estancia y descanso.
Los soportales se iluminarán creando un filtro que refuerza la ambigüedad interior/exterior que los caracteriza, situando luminarias en los dinteles. Por otro lado para la iluminación general se ha recurrido a un grupo de mástiles coronados por proyectores y colocados en un área de la plaza que intenta a la vez servir de pequeño homenaje a la antigua farola que tan famosa fue en la villa, rememorando el polémico kilómetro 303 de la antigua carretera nacional.